Poema. Día Internacional de la Mujer.


 

Fué una generación de hierro

y lágrimas…

 

Fue una generación

de hierro y lágrimas

de callos en las manos

y corazones tiernos

de labios apretados

y escondidas heridas

de arrugas en los rostros

y esperanza en el alma

de voces en silencio

y cabezas bajadas

de dolor,

de sudor,

de miedo.

 

Aquí están, las tengo junto a mí,

con el rostro marcado

por el paso del tiempo

que les tocó vivir.

 

Arañaron los surcos de la tierra

bajo soles ardientes e implacables

y pagaron el precio de la guerra

impuesto por excelsos generales

 

Quemaron con furia los rastrojos

para plantar, de nuevo, la esperanza

y enterraron, llorando, los despojos

de ilusiones perdidas, al despuntar el alba.

 

Con coraje de fieras maltratadas

rompieron las cadenas

que las tenían atadas

y miraron, de frente, a su destino

sin miedo a su mirada.

Que no se arríen las banderas

la lucha no se ha acabado

conquistemos las trincheras

que la igualdad han frenado.

 

No deis un paso hacía atrás.

¡Hay que romper la frontera!

Quiero sentirme a tu lado.

 

   ¡Adelante…compañera!

 

En el Día Internacional de la Mujer

En recuerdo de una generación luchadora que fue capaz de crear otra generación con libertades.

Antonio

8/3/2015.- Antonio Sanchez.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.